Escuchar feedback negativo no siempre es fácil, nuestra reacción más natural es ponernos a la defensiva, enojarnos y reprimimos, lo que posteriormente perjudica nuestra efectividad y nuestra confianza. Si bien la crítica puede ser objetiva y con la mejor intensión, también puede ser imprecisa ó maliciosa ¿Qué podemos hacer?

Expertos como la psicóloga Tasha Eurich en su articulo The Right Way to Respond to Negative Feedback de la Harvard Business Review  indica que “La retroalimentación negativa en particular puede ser valiosa porque nos permite monitorear nuestro desempeño y nos alerta sobre los cambios importantes que debemos hacer. Y, de hecho, los líderes que solicitan comentarios críticos son vistos como más efectivos por los superiores, los empleados y los compañeros, mientras que los que buscan principalmente comentarios positivos tienen una menor efectividad“.

Según la Dra. Tasha, podemos tomar el feedback negativo como un regalo para mejorar y alcanzar altos niveles de efectividad. A continuación te resumo cinco claves para tener una mejor reacción y sacar provecho.

1. No te apresures a reaccionar, respira por unos segundos.

Somos seres humanos imperfectos y como tal reaccionamos de forma imperfecta. Aunque las reacciones pueden variar de una persona a otra, en términos generales las reacciones van desde actos de violencia hasta estados de depresión y lagrimas. Si bien la critica puede percibirse negativa cuando atenta contra nosotros mismos, es posible que después de un posterior análisis podamos agradecerla.

Una técnica que te puede servir es analizar el problema desde una perspectiva diferente, lo que en psicología llaman “reevaluación cognitiva”. Aunque este ejercicio no es 100% objetivo por el hecho de tener tus sentimientos involucrados, hacerlo te permite estar por encima de la critica maliciosa y sacar ventaja para ti mismo cuando la critica es valida, además te da sensación de control, lo que redunda en una protección para tu autoestima.

¿Cómo puedes aplicar este paso? Una forma es evaluar la situación o critica con algunas preguntas que te ayuden a evaluar el problema, te pongo solo algunas de ejemplo:

  • ¿La critica es por mi actitud ó es por las expectativas de la contra parte? esta pregunta y sus variantes deben permitirte identificar el problema desde la óptica de la otra persona.
  • Si la critica esta relacionada con mi comportamiento o desempeño ¿Estaré descuidando algún aspecto de mi personalidad y no lo he visto venir?
  • ¿Tengo claro lo que se espera de mi, entiendo el punto de vista de la contraparte? ponerse en el lugar de los demás ayuda mucho a entender la situación y corregir.

Otra técnica es la autoafirmación. Tomar unos minutos para recordarnos otro aspecto importante de nuestra identidad, además del que se ve amenazado, disminuye nuestra respuesta física a la amenaza y nos ayuda a estar más abiertos al feedback negativo. Por ejemplo, si ha aprendido que su equipo lo ve como un ingeniero rígido, puede recordar que es un amigo comprensivo, un miembro devoto de la comunidad o un padre amoroso. Cuando vemos una imagen más amplia o más humana, nos ayuda a poner los comentarios en su perspectiva correcta. Entonces, y solo entonces, debemos decidir cómo responder.

2. Indaga más de ti mismo con otras personas.

Puede ser desorientador saber que las personas no siempre nos ven como a nosotros mismos. No podemos actuar sobre los comentarios hasta que realmente lo comprendamos. Cuando escuchamos algo nuevo, es una buena idea preguntar a algunas fuentes confiables si han notado el mismo comportamiento. Esto no solo da más detalles sobre lo que estamos haciendo para crear una impresión determinada, sino que también nos ayuda a evitar una sobre corrección basada en la opinión de una persona. Después de todo, como dijo el filósofo romano Marcus Aurelius, “Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho”.

¿Pero a quién deberíamos preguntar? lo mas normal es buscar algunas personas de confianza que nos puedan dar mas información, pero no solamente las personas más cercanas a ti serán las más objetivas.  A veces el menos cercano da la información más valiosa. Como no están influenciados, quizás, por malas experiencias o sentimientos, tienen mayor libertad para darte una critica o ampliar la critica.

Según la Dra. Tasha “podemos obtener cambios favorables cuando se escuchan los críticos amorosos”, permite tomar decisiones diferentes, lograr una transformación dramática.

3. Encuentra el momento de mostrar el cambio

Cuando hemos mejorado significativamente cierto comportamiento, eso no significa que las personas que nos rodean lo notarán automáticamente. El entrenador de liderazgo Marshall Goldsmith comenta que puede ser más difícil cambiar las percepciones de nuestro comportamiento que el comportamiento en sí mismo. Si gastamos energía mejorando en base a los comentarios de nuestros colegas podemos cansarnos, quizás ni ellos mismos lo noten.

En ocasiones criticas será necesario ayudarse con coaching personal para alcanzar metas de comportamiento y de percepción, pero en la mayoría de los casos puede bastar con cosas pequeñas, por ejemplo, haciendo saber a los demás del cambio de forma directa, es decir, teniendo una conversación cara a cara.

“El éxito puede estar en los detalles”

4. No te aísles de tu critico

Recibir comentarios críticos puede parecer un ejercicio aislado, y no solo porque es incómodo en el momento. La investigación de Francesca Gino, Paul Green y Brad Staats ha demostrado que tendemos a evitar a las personas después de que nos den su opinión negativa. Y aunque ciertamente puede ser más fácil vernos a nosotros mismos como la parte agraviada en una gran conspiración en el lugar de trabajo, aislarnos de las personas que nos dicen la verdad es un gran error.

En todo caso, deberíamos atraer a las personas que nos dicen la verdad aún más cerca. Marshall Goldsmith y Howard Morgan rastrearon los cambios de comportamiento de más de 11,000 líderes después de completar un programa de desarrollo de liderazgo. Aquellos que se involucraron en un diálogo continuo con sus compañeros de trabajo mostraron una mejora dramática, mientras que la mejora de los que no “apenas superó la posibilidad aleatoria”.

En este sentido, el feedback negativo puede ser una excelente excusa para restablecer nuestras relaciones, y con el enfoque correcto, nuestros mayores críticos pueden convertirse en nuestros mejores defensores.

5. Recuerda que el cambio es solo una opción

Las personas más exitosas y ambiciosas probablemente creen que cuando un comportamiento limita su éxito, deben trabajar para cambiarlo. Sin embargo, la mejor manera de manejar nuestras debilidades no siempre es clara. Algunas veces la retroalimentación puede iluminar fallas que están estrechamente entretejidas en el tejido mismo de quiénes somos. .

A veces es mejor sincerarse sobre nuestras actitudes, porque van intrínsecamente a nuestro desarrollo como persona y se hacen inevitable. Por ejemplo un trabajador que no sonríe, no es señal de que sea un huraño o que sea un mal compañero, es parte de su forma de ser, otro caso puede ser una persona que es eficaz en su trabajo, pero no se relaciona con sus compañeros, eso pudiese dar una impresión de poco comunicativo. Sincerarse con el entorno de trabajo y solicitar comprensión y ayuda, pudiese tener resultados positivos en la persona y en el entorno laboral.

A veces no hay que cambiar nada, salvo saber comunicar. El feedback es un regalo para mejorar, pero depende en gran parte de cómo lo recibes.

Quiero dejarte una pregunta para compartir en los comentarios ¿Cómo has manejado el feedback negativo y como lo has aprovechado?

 

 

Ingresa a la zona VIP y descarga recursos gratuitos.

You have Successfully Subscribed!